viernes, 30 de octubre de 2015

Oda a una mujer hermosa

Buenos días a todos/as, 
Hoy me gustaría compartiros el relato de alguien muy especial.

Su escrito me ha provocado una sensación ambivalente; rabia por la parte cruel de la sociedad y orgullo por su valentía y autoconcepto al ser capaz de espantar sus miedos más arraigados. Si. De esos, de los que duelen.


Ella es Laura, una preciosa mujer de casi 24 años. 
Graduada en periodismo, amante de los animales y una voraz lectora desde que tenía uso de razón.

A Laura también le encanta cocinar dulce y salado; ensaladas, quiches, hamburguesas de seitán (y variados) que quitan el hipo, así como, pasteles y galletas que sucumben al placer más goloso (os pondré los enlaces de sus páginas de recetas al final de la entrada). También cabe apuntar que se le da fatal conducir a cualquier sitio remoto, si yo soy su copiloto.
Pues bien, en resumidísimas cuentas, ella es Laura y es MI HERMANA (y es PRECIOSA, por dentro y por fuera).

Laura Callao
Pues bien, sin más dilación, os copio el texto que ha publicado en su facebook personal

>>Normalmente, no escribiría un post de este tipo porque creo que de predicadores baratos ya está el mundo lleno, pero es que hoy me he cansado. Veréis: iba por la calle y he pasado por delante de dos críos de unos 16 años que se me han quedado mirando. Uno, con toda la calma del mundo, me ha llamado "gorda". El otro le ha dicho: "¿pero qué coño dices, imbécil, estás ciego?" (gracias chaval). Como no se me ha ocurrido ningún comentario ingenioso en el momento porque los juernes voy lenta, les he dedicado una sonrisa a ambos y me he ido tranquilamente.

Independientemente de cuál de los dos tenga razón, sé que en otro momento de mi vida el calificativo de ese chico me hubiese hundido. Sé que tengo un culo considerable, una cintura relativamente estrecha y unas tetas que bueno, son pequeñitas porque mi santa madre eso de pasarme su legado pechugón no lo tuvo en cuenta (ya te vale mama) pero eh! están bien puestas. Pero… aunque no lo estuviesen… ¿qué más da? El hecho de ser físicamente como soy me hace ser menos que otra chica? Hago deporte casi diariamente porque me gusta y porque me hace sentir bien, y no porque pretenda posar para la Sports Illustrated. Como sano, aunque me pego mis santos homenajes con mis amigos/as y no me privo de nada. He pasado grande baches emocionales que me han hundido o me han subido a la más alta euforia, y en ambos casos me refugiaba en la comida. He pesado bastante más de lo que peso ahora y también bastante menos, hasta que tiré la báscula en la basura de "objetos inútiles".

Me ha costado y me sigue costando, pero con el paso del tiempo y con mucho trabajo mental me he ido conociendo a mí misma y he aprendido algo: mi físico no refleja mi interior, y sé que por dentro lo valgo mucho más de lo que reflejo por fuera. Y me da igual que suene a cliché, pero eso es lo que vale, y todas las mujeres deberían tener eso en mente. (y los hombres, pero hoy me dirijo más a las féminas).

Mujeres del mundo: sois hermosas. Da igual si tenéis 3 michelines o un six pack, si vuestro culo es como el de JLo o como el de Keira Knightley y si tenéis pechos que pueden sustituir a almohadas o son más bien el reflejo de un par de bonitas cerecitas. No os ocultéis, no os avergoncéis. Los juicios de los demás no os darán de comer. Procurad que lo que sois y lo que hacéis os haga mejor personas por dentro. Si en el proceso conseguís el cuerpazo padre, oye, bienvenido sea. Pero os tenéis que amar a vosotras mismas, a vuestras curvas e imperfecciones. Tenéis que apreciar cada pequeño detalle de ello. Y no lo hagáis por los demás. Hacedlo por vosotras mismas. Otro cliché: si alguien os quiere, lo hará de todas formas. Y si nadie os quiere porque no le guste vuestro físico, a parte de que puede irse a tomar por el culo, pensad que siempre podemos crear el "club de las solteras de muerte", en el que, a parte de leer poesía como hacían esos poetas muertos, también podremos elogiarnos, apoyarnos, comer helado y llegar a la conclusión que muchas personas deberían taparse no el cuerpo sino esa personalidad de mierda que tienen. He dicho.


pd: si alguien pierde tres horas de su tiempo leyendo este parrafote, gracias <3<<


CONCLUSIÓN: pienso que queda muy claro lo que puedo pensar al respecto de este texto, del tema en concreto, de la sociedad en general, de las nuevas generaciones, etc. 

Hay que educar en valores, con respeto y en igualdad para evitar este tipo de humillaciones y de faltas de respeto, no somos un cuerpo; alto, bajo, delgado, gordo, rubias, morenas, pelirojas, etc. NO

Mujeres del mundo y hombres del planeta, quereos por encima de todo y recordad que "El primer amor de toda persona debería ser siempre el amor propio"



Twitter: Laura Callao
Facebook: Sweet Fit Heart
Instagram: Sweetfitheart 

2 comentarios: