jueves, 11 de febrero de 2016

La vulva es bella

He decidido escribir este post porqué me gustaría que todas las mujeres adorasen a sus genitales, ¿qué por qué? Pues bien, primeramente, porqué son nuestros y de nadie más, a parte, hay tantos (en forma, tamaño y color) como personalidades haya. Y, segundo, porque hace unos días leí una noticia en el diario, donde explicaban que ha habido un aumento del 50% en tratamientos de estética genital, con respecto al año 2012. Y realmente me inquieta pensar que una mujer decida hacerse una labioplastia o una corrección en la asimetría de los labios menores (son de las más demandadas) por un modelo imperado a lo largo de los años, donde la vulva “perfecta” era aquella donde los labios mayores escondían completamente los labios menores. Y no es más que una realidad sesgada de genitalidad femenina. Si la operación es para ayudarte, adelante. Pero no lo hagas por seguir unos cánones cambiantes e irreales. 
Betty Dodson
Por eso, hoy evoco a todas las vulvas del mundo y a sus propietarias. Veamos qué partes configuran nuestra vulva que, para quien no lo sepa aún, es la parte externa de los genitales femeninos, siendo la vagina, la parte interna. Saber que existe esta diferenciación es esencial y si aún no conocéis vuestra anatomía del bajo vientre, os recomiendo que cojáis un espejo de mano y os observéis, toquéis y conozcáis vuestro cuerpo.

Vamos a ver cuáles son las partes que configuran la parte externa de nuestra anatomía genital.

Monte de Venus:
Es el montículo triangulas que existe sobre el hueso del pubis del cuerpo femenino y tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Así mismo, es la zona que se cubre de vello púbico, cambia de color, textura y espesor en la pubertad.

Labios mayores:
También conocidos como labios externos porqué nacen bajo el Monte de Venus y son visibles al ojo humano. Es una zona cubierta de vello púbico y el color de estos, suele ser un poco más oscuro que el del pubis, aunque tiene las mismas terminaciones nerviosas.
Labios menores:
Llamados también labios internos porque se encuentran entre los labios externos. Los labios menores pueden quedar escondidos, pero también pueden sobresalir dependiendo del tamaño que tengan. En nuestra cultura occidental, si una mujer tiene los labios menores salientes,  suele provocar preocupación y por eso recurren a la labioplastia para reducirlos.
La inervación de los labios menores es muy rica por lo que suelen ser más sensibles que los labios mayores.

Clítoris:
El clítoris es un órgano sexual femenino que se compone por una parte externa y una parte interna. En el exterior podemos ver el inicio del tubérculo genital y el glande y en la interior, encontramos la crura que son las ramificaciones que se proyectan hacia adentro a cada lado del tubérculo genital.
Su principal función es la de PROPORCIONAR PLACER SEXUAL y es una zona espacialmente sensible al placer. Comentaros que cada mujer tendrá más sensibilidad en una zona del clítoris u otra (porque ya hemos dicho que es un órgano que tiene parte interna y externa)  en función de su propia percepción del placer y, por tanto, no hay una manera universal de estimularlo. Cada mujer es distinta y es por eso que la autoexploración y la masturbación son esenciales para conocer nuestras zonas erógenas y ser conscientes de que partes, al ser estimuladas, nos provocan placer.

Vestíbulo:
Área de la vulva dentro de los labios menores donde abundan vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. Es donde están ubicadas las aberturas de la uretra y la vagina.

Abertura uretral
Parte externa de la uretra, que es el conducto que conecta la vejiga con la abertura urinaria.

Introito e himen
El introito es la parte de la abertura de la vagina, entre la abertura uretral y el ano. Y en esta zona, en la entrada de la vagina, donde se puede encontrar el himen (membrana que sirve para proteger la vagina y que suele permanecer intacta hasta el primer coito).

El periné
Es un área de piel suave que se encuentra entre la vagina y el ano y es muy sensible al tacto.


Recordad que los genitales tienen un papel primordial en la reproducción, pero para la comunicación y el erotismo, pueden tener un papel importante pero no único. Vivimos en un entorno coitocentrista y muy genitalizado y eso puedo provocar que hombres y mujeres no disfrutemos en plenitud nuestra sexualidad.



Es importante recalcar la importancia que tiene cada milímetro de nuestra piel, así como, cada rincón de nuestro cerebro para poder disfrutar plenamente de la sexualidad.  

11 comentarios:

  1. ¡Menuda masterclass te acabas de marcar!
    Pero me encantan este tipo de post, porque una debe conocerse y reconocerse, así que, espero que después de leer este fantástico post más de una coja un espejito y se autoexplore...
    Besico guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria José la verdad es que sí, me he quedado agustísimo jejejeje un besito guapa

      Eliminar
  2. La primera empezando por la izquierda la conozco muy bien :D Sencillo, directo y muy bien escrito; se agradecen este tipo de post para que cada una se valore a sí misma y deje de guiarse por los estereotipos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente :) a disfrutar de nuestros sexos.
      Un besazo

      Eliminar
  3. A veces, algo tan nuestro y a la vez tan "desconocido" para algunXs. Me encantan este tipo de post porque sencillamente son necesarios!!
    Feliz lunes y feliz semana. un millón de besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. toda la razón Gemma, y como que faltan post informativos, pues me he liado la manta a la cabeza. jejeje

      Mil besos princesa!!

      Eliminar
  4. Parece mentira que aún tengamos cosas que aprender sobre nuestro propio cuerpo! Hace poco veía un capítulo de Orange is the new black y moría de risa porque algunas presas no sabían que el "agujero de mear" no era el mismo que "el de follar"... jajaj, parece que lo sabemos todo y aún hay mucho desconocimiento!
    Muy didáctico, me ha encantado! Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María! me encanta que te dejes caer por aquí.
      La verdad es que yo he llegado a escuchar barbaridades y de mujeres muy "progres", hablando muy despectivamente de los genitales femeninos que no salen de lo "común". En esos momentos tengo que respirar profundo por no saltar y pegar la chapa; sonrío, respiro y juro que pienso en cosas que me provoquen incentivo.

      y sí, aún queda muchísimo que enseñar y re-educar ^^

      Un besote preciosa

      Eliminar
    2. Me encanto ese capítulo Maria jajaja cuanto desconocimiento!

      Eliminar
  5. Felicidades por el post! Creo que es muy bueno y estoy de acuerdo en que tenemos que conocernos mucho más y es increible que siempre hay cosas que podemos aprender para conocernos mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias! Está hecho con todo mi cariño y respeto.
    Un abrazo chicos!

    ResponderEliminar